La espada del metellinense Gonzalo de Sandoval y el Monasterio de la Rábida.

Retrato del capitán Gonzalo de Sandoval

      Gonzalo de Sandoval nace en la Villa de Medellín (España). El papel que jugó en el Nuevo Mundo todavía no se ha valorado suficientemente ni en el propio Medellín ni en la Historia de la Conquista. Este hecho se ha debido a que su talento y buen hacer quedó siempre eclipsado por su paisano y jefe militar, Hernán Cortés, al que sirvió como leal capitán.      

            Sandoval era hijo de Juan de Sandoval y de Fulana la Pabona. Fué uno de los capitanes mas eficaces y fieles de Cortés, quien le llamaba "hijo Sandoval", y Bernal Diaz del Castillo, gran amigo de él y compañero en muchas batallas lo describe así:

        "No era hombre que sabía letras, sino a las buenas llanas, ni era codicioso de haber oro, sino solamente tener fama y hacer como buen capitán esforzado, y en las guerras que tuvimos en la Nueva España siempre tenía cuenta en mirar por los soldados que le parecían a él y lo hacían como varones, y los favorecía y ayudaba; no era hombre que traía ricos vestidos, sino muy llanamente; tuvo el mejor caballo y de mejor carrera, y revuelto a una mano y a otra, que decían que no se había visto mejor en Castilla ni en estas tierras, y era castaño y una estrella en la frente y un pie izquierdo calzado, decíase Motilla." 

       Después de una intensa vida militar en la que consiguió dinero, pensando siempre en socorrer a sus padres, en 1528 parte junto a Hernán Cortés hacia España y en el camino cae mortalmente enfermo. Puede llegar a España, en donde quién le hospedaba, aprovechándose de su situación le robó las trece barras de oro que consituían su fortuna. Y posteriormente muere en Palos, de donde es llevado al convento de la Rábida (Huelva) donde fué enterrado. Al no tener hijos legítimos, sus padres y su sobrina Saavedra fueron los herederos. Bernal Díaz del Castillo dice de él que "... era buen juez y administrador, además de gran guerrero."  

 

          Para saber más...

 


LA ESPADA DE G. DE SANDOVAL QUE SE CONSERVA EN EL MONASTERIO DE LA RÁBIDA.

     "Aunque no hay documentación sobre la espada que se conserva en este monasterio, todos los historiadores consideran posible que sea la espada de Gonzalo de Sandoval. Es bien sabido que le robaron el dinero que llevaba cuando estaba convaleciente, pero probablemente fue enterrado con su espada. También es posible que cualquier espada de la época que haya aparecido, en algún momento determinado, los religiosos de la Rábida la hayan considerado como la de Sandoval.

     En general, se acepta que sea la espada del metellinense con más base quizás que otros enseres que se atribuyen a determinados personajes históricos."   (Esteban Mira Caballos, 2014).

Imágenes

Retrato del capitán Gonzalo de Sandoval Espada de G. de Sandoval. Espada de Gonzalo de Sandoval.
TOP