Huellas judías

        A pesar de la escasa documentación que existe sobre la presencia judía en Medellín, a partir de la investigación realizada por D. Francisco García Sánchez (1984), podemos asegurar que se encuentran huellas judías desde el reinado de Enrique IV. En esa época había aljamas, en las siguientes poblaciones pacenses: Llerena, Medellín, Almendralejo, Montijo, Jerez de los Caballeros, Zafra, Burguillos...

 

        La presencia judía en Medellín debió ser importante, superior a 50 personas, y podría oscilar entre 60 o 70, a juzgar por las aportaciones que hizo, entre 1474 y 1491, la aljama de Medellín prestó a los Reyes Católicos en la guerra de Granada. Sólo la aljama de Trujillo, entre las extremeñas, es considerada como "principal" en los estudios de Suárez Fernández (en la Obra de Menéndez Pidal). Medellín figura como aljama de tipo medio, junto a las de Jarandilla, Plasencia, Cáceres, Badajoz, Zafra, Jerez de los Caballeros y Segura de León. Entre las aljamas extremeñas consideradas menores, se encuentran las de Coria, Jaraíz o Valverde de la Vera en Cáceres; y Alburquerque, Mérida, Fuente del Maestre, Berlanga o LLerena, en Badajoz.

 

    La aljama metelinense no se ha podido localizar, aunque García Sánchez aventura la hipótesis de que pudiera encontrarse en los primeros números de la calle San Francisco. Tampoco se sabe cuantos salieron al exilio -posiblemente a Portugal-, con motivo de la ley de expulsión de los Reyes Católicos, de 31 de marzo de 1492, ni cuantos conversos quedaron en Medellín.

    Por alusión de Solano de Figueroa, con motivos de escrituras públicas de compraventa, o a través del archivo de Simancas, conocemos los nombres de algunos judíos metelinenses:

  •    David Custodio. (1446)

  •    Jucef Capela.

  •    Mohamad Infante Morales.

  •    Efrain Almale.

  •    Samuel Almale.

        El profesor Clemente Ramos (2006), recoge otros dos descendientes de judíos en el litigio del Concejo por recuperar la dehesa de "Martín Sancho" , situada en la falda E. de la Sierra de la Troya (o de "la fuente"), para la villa. El nombre del padres de uno de estos judíos conversos era:

  •  Aben o Ben Darien.

TOP