El Medellín MEDIEVAL

Medallón de Juan Pacheco, I Marqués de Villena.

         "Medellín presenta un perfil muy específico durante el periodo medieval. Tras la conquista cristiana, lo que era un hisn muy poblado en periodo islámico pasará a contar con una escasa población. Sólo en el siglo XV, se colmata el espacio intramuros y se documentan arrabales. En el primer tercio del siglo XVI contaría con unos cuatrocientos vecinos. Ese espacio intramuros sufrirá cambios entre los siglos XIII y XVI. La zona más próxima al castillo, con una importante pendiente se despuebla y se utilizará como cantera. La zona más baja, inicialmente menos poblado adquiere más peso. El papel central de la iglesia de Santa Cecilia, en detrimento de las demás, es sintomático de esta realidad.

        El paisaje que presenta la tierra de Medellín se caracteriza por el dominio de las dehesas. Las aldeas sólo se consolidan en la periferia del término (Miajadas, Don Benito o Guareña, antes Aldeanueva –Villanueva-, por citar sólo las mayores). La capacidad ganadera del espacio adehesado se estima en alrededor de veinticinco mil vacas de hierba (similar a la actual unidad ganadera). La dehesa es una explotación media/grande que no presenta inicialmente una exclusiva dedicación pecuaria. Su perfil casi exclusivamente ganadero coincide con el gran desarrollo de la trashumancia en el siglo XV y primera mitad del XVI. El desarrollo del espacio adehesado se adapta, en las primeras etapas de la ocupación cristiana, a una lenta repoblación y una elevada disposición de tierras.

        El adehesamiento, además de sus implicaciones paisajísticas, juega un papel central para conformar la sociedad local. La oligarquía local se consolida en cuento gran beneficiaria de este proceso. Esta circunstancia nos obliga a darle una cronología muy temprana, antes de la definitiva señorialización de Medellín. Por ello, hemos hablado de un modelo social realengo, similar al que se documenta en otras importantes villas y ciudades extremeñas.

      Villa originariamente realenga, Medellín pertenece desde finales del siglo XIII a diversos linajes nobiliarios pertenecientes a la más alta nobleza castellana, en su mayor parte de ascendencia regia. Todos ellos mantendrán el modelo social, que se basa en respetar la herencia recibida. Este entendimiento señores/oligarquía se rompe con la concesión de Medellín al futuro conde Rodrigo Portocarrero en 1449. Su deseo de establecer un dominio sin cortapisas y dotarse de una importante base solariega abre paso a una auténtica guerra civil en la jurisdicción que durará décadas por la oposición de importante sectores oligárquicos, en particular de los Mejías. La autonomía concejil también se verá afectada por la tutela cuando no control condal a través de sus deudos y criados. Este proceso afectará tanto a Medellín como a sus aldeas."

© Clemente Ramos, Julián. Catedrático de Hª Medieval UEX. (mayo, 2014)

 

                    Para saber más: "El vaqueamiento de las dehesas de Medellín (1460)"...

 


 

 

El MEDELLÍN ANDALUSÍ. 

EL MEDELLÍN CRISTIANO.

Imágenes

Medallón de Juan Pacheco, I Marqués de Villena. Aljibe almohade. D. Juan Pacheco. Medallón barroco del Palacio de S. Marcos de León.
TOP