SAN MARTÍN OBISPO

Iglesia de San Martín.

     La Iglesia de Santiago y la de San Martín son los dos templos más antiguos de la Villa de Medellín. Ls construcción de San Martín  se inició por las mismas fechas: segundo tercio del siglo XIII, sobre ruinas de origen romano. El edificio actual obedece a dos momentos constructivos diferentes: estilo protogótico inicial (1) y una sustancial transformación barroca, muy semejante al proceso de la arciprestal de Santiago.

           Según Rodríguez Gordillo, los libros de su archivo parroquial principiaban "el año 1571, en cuya época fue Cura Rector de esta Parroquia el Sr. D. Francisco Marroyo y Tapia, que está enterrado en ella.

      En la iglesia se conserva la Pila Bautismal en la que por "tradición oral constante" hasta principios del s. XX -según Rodríguez Gordillo-, "debió recibir las regeneradoras aguas del bautismo el ínclito hijo de esta Villa Hernán Cortés." La pila fue recogida de la puerta norte, donde se hallaba abandonada e introducida y custodiada dentro del templo, por el mísmo párroco citado.

     De gran valor era el retablo de cascarón que cubría el abside, de estilo barroco, dorado en 1717, según constaba en la parte baja del altar mayor de esa parroquia: "Se doró este retablo siendo Cura y Rector de esta Iglesia Don Pedro Mexias Quadrado, natural de esta Villa, año de  1717." Lamentablemente fue destruido en nuestra Guerra Civil.

     Entre las imágenes de valor artístico que había en la iglesia destaca el Santisímo Cristo de las Misericordias2, llamado también de San Martín. Rodríguez Gordillo, citando la Historia y Santos de Medellín de Solano de Figueroa  dice que "hay en este iglesia de San Martín, en capilla aparte, al lado de la epístola del altar mayor, una Imagen milagrosa de un Santo Crucifijo de las más venerables y devotas de toda España; su estatura es casi de hombre perfecto [...] según opiniones autorizadas es indudablemente del siglo XIII." La capilla del Cristo era pequeña y se reformó totalmente a partir del año 1700. Durante la realización de la misma se subastó la obra del coro alto con las dos columnas, cornisa y antepecho o balaustrada de piedra de granito, bóveda y pavimento. Con esta reforma la nave central de iglesia se ampliaba hasta la torre-campanario. En 1888 se cerró la puerta oeste, que tenía un espacioso atrió y quince peldaños -que resultaban molestos y peligrosos-, y se abrió la puerta Sur.

    Con motivo del cierre al culto de la Iglesia de Santiago, se trasladó el retablo del altar Mayor de esa parroquia, a la capilla del Cristo de las Misericordias.

    Su feligresía comprendía las calles Ancha, Puente, Pescadores, San Martín y Palacios, así como  todo el término municipal que se encontraba a la derecha del Guadiana.


 

(1)  De la construcción primitiva tan solo se mantiene el ábside y la portada de la epístola. El templo tendría, muy probablemente, una "planta en forma de T, definida por una nave y un crucero que daba paso a una capilla mayor, mientras que a los lados se abrían dos capillas pequeñas flanqueando a la central. [...] se realizó hacia 1570 la sacristía de esta iglesia. Se dispuso a la izquierda de la capilla mayor..." (ANDRÉS ORDAX, S. Y OTROS (1992): Testimonios artísticos de Medellín (Extremadura). Editora Regional de Extremadura: Mérida, pp. 43-44.

 (2) La imagen también fue destruida durante nuestra Guerra Civil. Véase al respecto: Covarsí Y., Adelardo. 1939, pp. 169-170)

     NOTAS CURIOSAS:

"La Histórica Congregación de la Purísima en San Martín"

     " Hubo en Medellín un sacerdote famoso, que estuvo treinta años al servicio San Martín, que en el año 1590, al hacer testamento, dejaba una fundación con, con siete capellanes, para una imagen de la Virgen, con el título de VIRGEN DE LAS VÍRGENES. Esta imagen dela Pura, estuvo en un altar de San Martín, donde recibió culto, ignorándose las causas de su desaparición, que bien pudo ser el año del desastre de los franceses. Este sacerdote se llamaba don Francisco Marroyo y Tapia y está enterrado en la citada parroquia, siendo su sepulcro, uno de los pocos, que logré salvar, cuando se restauró la iglesia en 1960."  (Fco. García Sánchez, Hoja Parroquial, número 22, Diciembre'82)

"El olivo de San Martín"

        "Entre los datos curiosos que he podido rebuscar de la parroquia de San Martín, figura un escrito, en el que hace constar que en un olivar contiguo a al iglesia, existía un olivo, que era propiedad del Santísimo Cristo de la Misericordia, razón por la cual, toda la aceituna de este árbol, se destinaba a 'atizar' la lámpara del sagrario de dicha parroquia.

        Posteriormente el citado olivo, el mayor de la finca, pasó a propiedad indebida dela vecina Soledad Lozano Gutiérrez, que negó dicho privilegio y el S. Cristo perdió su propiedad de siglos. Esto sucedía por los años 1918 ..." (Fco. García Sánchez, Hoja Parroquial, 11, 1982)

TOP