IGLESIA DE SANTIAGO

Carboncillo de Tauler. En Gª Serrano:

      La iglesia de Santiago de Medellín comenzó a construirse sobre ruinas de un templo romano, en el segundo tercio del siglo XIII, pero se hicieron notables reformas a finales del siglo XV y, especialmente, en el siglo XVII. La primera fase de su construcción, iniciada a raíz de la reconquista cristiana definitiva de Medellín (1234), comprende un bello ábside semicircular y nave única con cuatro tramos. 

         Su estructura es la de un edificio protogótico que sigue los modelos regionales de la época, del tipo de los de Mérida o Plasencia.  "Manteniendo viva la tradición románica castellana apuesta por soluciones góticas". (Andrés Ordax y otros, 1985)

      A finales del siglo XV/principios del XVI se realiza la portada meridional con arquivoltas de medio punto, culminando la exterior con un apunte conopial. 

       La reforma barroca de la Iglesia añade, en dos de los arcos, la siguiente inscripción:

"MARIA SANTISSIMA CONCEBIDA SIN PECADO ORIGINAL. 

CAPVT ARCHIPRESBITERATVUS. AÑO 1662."

 

          La iglesia parroquial de Santiago alcanzó una gran preeminencia llegando a ser iglesia archipresbiterial, cabeza de uno de los partidos en que se dividió la diócesis de Plasencia (Sínodo diocesano de 1622). Poco después (entre los años 1645 y 1652) estaría al frente de ella D. Juan Solano de Figueroa y Altamirano, historiador de Medellín y de otras ciudades extremeñas.

          A mediados del XVII, siguiendo los gustos barrocos del momento, se cubrió la nave con arcos y bóvedas de medio cañón a un nivel inferior al tejado. Los arcos góticos, a través de una estructura de madera, siguieron soportando el tejado. En esta misma reforma se construye el coro alto, situado a los pies de la nave. Es posible que las obras finalizaran en 1662, cuando se añade la inscripción a la puerta meridional.

         Hasta finales del XVII no se construye la torre de la Iglesia. Situada a los pies de la única nave y dentro de su planta rectangular, se le da acceso a partir del coro. De construcción maciza, sólo presenta los vanos de las campanas, remata en una pirámide octogonal de ladrillo. Una inscripción, dispuesta en la parte superior fecha su construcción: "SIENDO ARCIPRESTE EL LDO. ESTRADA. AN. 1699"

       Del mobiliario de la iglesia sólo conocemos, gracias a D. J. Ramón Mélida,  lo que fue su retablo mayor, que sería trasladado después a la iglesia de San Martín, a su capilla del Cristo de de las Misericordias, donde sería destruido1. Este retablo plateresco, fechado entre 1550 y 1560,  desarrolla una iconografía de la vida de Jesús realizada con pinturas renacentistas.

      La iglesia sufrió graves desperfectos con el paso del tiempo, especialmente en 1809 durante la Guerra de la Independencia. El mismo mariscal Víctor, de las tropas napoleónicas, supuestamente dirigió la Batalla de Medellín desde el atrio de esta Iglesia.

         Tras un periodo de decadencia, en 1896, la Iglesia de Santiago es suprimida como parroquia pasando sus feligreses a la de Santa Cecilia. Parte de sus ropas y alhajas se entregaron a las nuevas parroquias de San Sebastián (Don Benito) y de San Gregorio (Guareña). Su retablo se traslada a la Iglesia de San Martín y sus puertas y las maderas que sostenían su tejado se reutilizarán en construcciones particulares de la villa.

       En el año 2000 la Iglesia de Santiago fue restaurada, con objeto de recuperar el edificio y darle utilidad  como centro de interpretación del Parque Arqueológico de Medellín.


    (1) Cfr. Covarsí Y., Adelardo. "Extremadura artística: destrucción del tesoro artístico nacional en la provincia de Badajoz...", Revista de Estudios Extremeños, T. XIII n.2, 1939 may-agosto, pp. 167-168.

 

TOP